29 de Enero, 2020

¿Cómo puedo tener una habitación acogedora?


La habitación es nuestro espacio personal donde descansamos y nos desconectamos del estrés diario, pasamos momento relajantes. De ahí la importancia de crear un ambiente acogedor y saludable. Si quieres descubrir cómo conseguirlo, solo tienes que seguir algunos consejos que a continuación te mostramos.

Para conseguir un ambiente apropiado hay que tener en cuenta varios factores como los colores, la iluminación, la ventilación, los aromas.


Hay que evitar llenar la habitación de objetos innecesarios. Un truco para definir lo que realmente necesitas en tu habitación es sacar todo y luego volver a colocar las cosas deteniéndote a pensar para qué lo necesitas. Este ejercicio de depuración te ayudará a eliminar objetos que realmente no son imprescindibles y que solo contribuyen a que el espacio se vea más desordenado.

Cambia el color de las paredes



Un recurso de renovar el dormitorio de una manera sencilla y rápida es cambiar el color de las paredes y complementos. Apuesta por colores suaves para dotar al espacio de un ambiente cálido y luminoso. Debes tener en cuenta que los colores tiene el
poder de influir en nuestro estado de ánimo.

  • Verde. Transmite serenidad y equilibrio.


  • Naranja. Este color aporta calidez, optimismo y potencia la creatividad.


  • Azul. Un color relajante adecuado para las personas con insomnio y estrés.

  • Violeta. Es el color de la espiritualidad.

Puedes pintar  todas las paredes de la habitación o solo el frente del cabecero. También puedes dar un toque de color con los complementos decorativos: cortinas, cojines, ropas de cama.

Una iluminación adecuada para la habitación

La iluminación es fundamental para conseguir un efecto relajante y una sensación de bienestar en la habitación. Es necesario contar con diferentes puntos de luz para crear diferentes atmósferas.

  • Una luz en el techo para crear uniformidad visual.
  • Luces ambientales para dar calidez a la estancia. Añade pequeños apliques en distintas zonas del dormitorio.
  • Las luces de pared flexibles son recomendables para los lectores nocturnos.
  • Incluye detalles que den personalidad y estilo al dormitorio. Las bombillas decorativas son tendencia en la actualidad.

Lo más recomendable es utilizar una luz cálida o amarilla que fomente el descanso y la relajación. Sin embargo una luz blanca puede funcionar muy bien en un escritorio.


Habitaciones saludables: orden, limpieza y ventilación

Para tener una habitación más saludable y acogedora es imprescindible tenerla ordenada, limpia y ventilada cada día.

  • Para su limpieza utiliza productos naturales con olores neutros.
  • Los limpiadores naturales como el bicarbonato de sodio y el limón son igual de efectivos y no tienen efectos secundarios para nuestra salud.
  • Tener la habitación ventilada cada día es importante para renovar el aire y evitar problemas de alergia. También se puede ventilar por las noches.
  • Si la humedad de la habitación es excesiva será conveniente utilizar un deshumidificar que te ayudará a disminuirla y prevenir problemas de salud.





Aromas personalizados para la habitación

Cada hogar tiene un aroma particular que dependerá en gran medida de los productos de limpieza, los muebles. Escoge un aroma que que te haga sentir bien. Existen velas aromáticas y ambientadores con diferentes fragancias y aromas para personalizar tu dormitorio.

  • Rosa, lavanda, melisa y lilium son armas relajantes perfectos para el dormitorio.
  • Canela, vainilla, jengibre tienen propiedades estimulantes y afrodisíacas.
  • Mandarina, limón, naranja, pomelo, mejoran el estado de ánimo y aportan alegría.
  • Rosa, jazmín para crear un ambiente románticos.
  • Limón, eucalipto, lavando tienen efectos antisépticos.


Estos consejos son muy sencillos de seguir y renovarás tu habitación de manera eficaz y saludable.