17 de Enero, 2020

La importancia de la ubicación en la decisión de comprar un departamento


Es posible que hayas oído que la ubicación es lo más importante al comprar una vivienda. Esto es repetido constantemente por muchos expertos en inversión inmobiliaria. Si bien, la validez de esa afirmación no se discute, ¿alguna vez te preguntaste cuáles son los motivos que la hacen un elemento tan importante?

En JCM Construcciones, te queremos mostrar 5 puntos clave que grafican por qué la ubicación juega un rol tan importante en la inversión en inmuebles.

1. La ubicación determina la oferta y demanda

El mercado inmobiliario está delimitado geográficamente, lo que significa que la oferta y demanda de propiedades se determina principalmente por su ubicación. Al invertir en inmuebles, no debes comprar una vivienda en una zona que tenga un exceso de propiedades en renta. Tampoco deberías apresurarte a invertir en un lugar en el que haya muy pocas propiedades en alquiler.
Lo ideal es evitar cualquier exceso y encontrar una zona que tenga un mercado balanceado sin sobreabundancia de propiedades que incrementan la competencia o una oferta muy pequeña que resulte riesgosa.

Fuente: Inversiones Vicca Verde

2. La ubicación influye en el atractivo de la propiedad

Todos sabemos que hay algunos factores que pueden aumentar el atractivo de una propiedad. Se trata de características externas como los servicios públicos (escuelas, universidades, hospitales), áreas verdes, centros comerciales, cafés, supermercados, restaurantes o atracciones turísticas.
Debes verlo desde la perspectiva de los usuarios. Estos siempre buscarán el lugar que les ofrezca mayores comodidades. Es así que una buena ubicación puede aumentar el atractivo de los inmuebles, sin importar su metraje o antigüedad.

Fuente: Plataforma Arquiectura

3. La ubicación establece la rentabilidad

La oferta y la demanda, así como otros aspectos descritos en el párrafo anterior hacen de la ubicación del inmueble un factor determinante en el monto que puedes pedir por la renta de tu propiedad y la suma a la que ascenderán tus gastos.
De esta forma, la ubicación determina si es que tus retornos serán positivos o negativos. Recuerda, al invertir en departamentos, nunca debes adquirir una propiedad que te brinde retornos negativos ni siquiera en un plazo corto.

4. La ubicación es invariable

Es posible cambiar muchos aspectos de un inmueble para hacerlo más atractivo. Puedes amoblarlo, renovarlo o, incluso, hacer que un departamento luzca más grande. Sin embargo, es imposible cambiar su ubicación. Una vez que adquieres una propiedad, estás atado a aquel lugar hasta el momento que vendas el departamento de forma definitiva.

Fuente: I Casas

5. La ubicación te brinda la apreciación

La apreciación es el incremento en el valor de una propiedad y es uno de los factores más beneficiosos para quienes eligen invertir en propiedades. Mediante esta, es posible pagar una suma determinada por un departamento y en el transcurso de unos años, el valor puede aumentar sustancialmente.  Si bien eso suena genial, la ubicación tiene siempre un gran peso en el aumento del precio de una vivienda.